¡Feliz navidad!

Querida familia y
apreciados amigos

Escribo para desearles sinceramente muchas bendiciones del Señor a cada uno de ustedes y a quienes aman, y quiero aprovechar la instancia para invitarlos a que tengan presente, sobretodo esta noche, un par de cosas que tendemos a olvidar:

1. Navidad no es solo para los niños
2. Navidad no es solo para regalarse cosas
3. Navidad no es solo amor, paz y fraternidad
4. Navidad no es solo buena onda
5. Navidad no es solo un tiempo de reflexión

Navidad es, recordémoslo, un cumpleaños. El cumpleaños de Jesús, le guste a quien le guste, y le moleste a quien le moleste. Y como todo buen cumpleaños, los mejores regalos debe llevárselos el festejado. Así que sepámoslo al menos en ese día, con cariño y agradecimiento, pues no está de más -en caso alguno- alegrarse y disfrutar, pero teniendo en cuenta el motivo de la celebración. ¿Tendría sentido, por ejemplo, hacer una fiesta patria el 18 de septiembre sin verdadero amor por nuestro Chile en el corazón?

Dios es bueno, aunque la iglesia no lo sea.

Mis apretados abrazos a todos.