Lagunas de nuestra región

Verdaderos espejos de agua que embellecen los paisajes de las ciudades; por ello, se quiere recuperar definitivamente las lagunas, y convertirlas en atractivos urbanos que inviten a actividades recreativas, deportivas, educativas, turísticas y culturales.

Laguna Redonda

Es el cuerpo de agua más profundo de Concepción, con cerca de 20 metros de profundidad y una superficie de 4,1 hectáreas. Emplazada en el sector de Lorenzo Arenas, rodeada de espacios verdes y un parque, se reconoce como un lugar de esparcimiento y recreación.

Hace años se desarrolló un proyecto con peces específicos para controlar las algas, por lo cual no sufre de eutrofización; gracias a ello sus aguas son limpias y el hermoseamiento realizado en el entorno ha sido un gran atractivo paisajístico, cautivando la inversión inmobiliaria.

Lo Galindo

Situada en Barrio Norte y dotada de una gran belleza paisajística, es conocida como “la laguna de los caminantes sobre el agua”, por sus esculturas de hombres de colores transitando sobre ella, obra del artista Carlos Fernández. Este espejo de agua de 4,4 hectáreas y 4 metros de profundidad, permite que sus visitantes se desconecten de la ciudad y se sumerjan en la naturaleza; cuenta con un parque con luminarias, miradores y una cancha de fútbol. Colinda con la ladera del Cerro Estanque, para el cual existen proyectos de espacios públicos y áreas verdes. Lamentablemente, sufre problemas ambientales, ya que por años fue un gran basural, hasta la llegada de sus esculturas, que le otorgan colorido y una identidad inconfundible.

Lo Méndez

Una de los tres cuerpos de aguas emplazados en el sector de Barrio Norte. Posee una superficie de 5,2 hectáreas, una profundidad de 5,5 metros y un volumen de de 87 mil metros cúbicos. Respecto a su salud ambiental, se encuentra invadida de macrófitas. Su entorno lo constituyen viviendas unifamiliares, cuyos habitantes han sido testigos de grupos de cisnes de cuello negro que se asientan en este hábitat para formar familia y luego continuar su camino. Al igual que otras lagunas del sector, carece de señalética y no hay infraestructura que aproveche el espacio natural. Sin embargo, cuenta con espacio suficiente para desarrollar proyectos que aprovechen el lugar.

Lo Custodio

Emplazada en el centro de Barrio Norte, es la más pequeña de las lagunas urbanas penquistas. Tiene una superficie de media hectárea, 2,3 metros de profundidad y una pequeña isla. En el lugar existe un parque pero no está integrado al cuerpo de agua, que sobrevive en medio de una denso sector poblacional, pese a ello habitan algunas especies de aves. Producto de los años de olvido, se ha convertido en una laguna de aguas turbias.

Las Tres Pascualas

A mediados del siglo XX era lugar de paseo y regatas, hoy es considerada un privilegio natural que alberga en sus aguas parte importante de la identidad local, por las numerosas historias que encierra. Ubicada en la calle Paicaví, posee 5,9 hectáreas y 8 metros de profundidad; cuenta con una plaza con espacios verdes, pero su agua se llena de algas. A su alrededor se encuentran la Universidad San Sebastián, el Colegio Los Acacios, edificios y casas.

Precisamente, la casa de estudios tiene grandes planes para este cuerpo de agua. Según Ricardo Hepp, Director de Relaciones Institucionales de la USS, existe interés por recuperar y hermosear la laguna y su entorno, por lo cual se firmó un convenio de colaboración con el municipio penquista: “Es un tema de responsabilidad social, del cual tenemos que hacernos cargo; la iniciativa contiene diversos puntos, en el aspecto social, cultural y medioambiental, formando un paseo costero, espacios para la recreación y que la ciudadanía pueda disfrutar del sector”. El proyecto de recuperación tendría un costo cercano a los dos millones de dólares que, con el apoyo de la empresa privada, incluso puede recuperarse la actividad que se realizaba en los años 30, cuando era sede de un club de yates.

El libro “Las Tres Pascualas, patrimonio natural y cultural de Concepción”, de Armando Cartes Montory, cuenta la historia de tres mujeres, conocidas como “Las Pascualas”, quienes iban a lavar ropa a la laguna. Un día llegó hasta su casa un forastero en demanda de hospedaje, quien se enamoró de las tres hermosas jóvenes, y cada una, en secreto, le correspondió su amor. No sabiendo a cuál de ellas elegir como esposa, en la noche de San Juan les dio cita a las tres en la orilla de la laguna. A las doce de la noche, mientras el forastero remaba, comenzó a llamarlas, las tres al sentir su nombre se creyeron elegidas y comenzaron a entrar en las traicioneras aguas terminando con sus vidas. Desde entonces, la leyenda dice que en las noches de San Juan, a las doce, se ve un bote y se escucha una voz que llama a las pascualas.

Laguna Grande

Lago urbano ubicado al sur del río Biobío, a 10 minutos del centro de Concepción, rodeado por un cordón montañoso del cual se descuelgan pequeños valles y quebradas. Cuenta con muelles, un anfiteatro, parques y amplias áreas verdes que conforman un hermoso paisaje natural, lugar de encuentro familiar, donde se practica velerismo y pesca, entre otros deportes acuáticos. Posee cerca de 155 hectáreas, y una profundidad máxima de 13,5 metros, donde se pueden encontrar variedades de peces y cisnes, además de algunas garzas y coipos, siendo este último un roedor similar al castor, natural de la zona. El crecimiento urbano comenzó con la Villa San Pedro, y en la última década ha experimentado un fuerte desarrollo inmobiliario, con barrios como Andalué y El Venado, ambos en la ribera de Laguna Grande, proyectos que han marcado la “colonización de los predios ribereños lacustres”, donde comparece la búsqueda de un nuevo modelo de hábitat urbano.

Laguna Chica

Laguna alargada y cercada por cerros boscosos. Cuenta con un balneario municipal, clubes náuticos, recintos de CAP, Club Victoria y Militar, además del tradicional Club Llacolén, que se ha preocupado de cuidar la franja del bosque nativo aledaño a los campos deportivos, lugar en el que se practica boga y otros deportes náuticos.

Se sitúa a 4 kilómetros al suroeste de Concepción y posee una superficie de 0.72 kilómetros. Este sector se ha visto favorecido por el mejoramiento progresivo de la infraestructura vial, el creciente interés de estas áreas se confirma en los diferentes proyectos inmobiliarios iniciados en la última década. Es el caso de los proyectos Idahue en la ribera norte de la Laguna Chica, a través del cual se descubren las potencialidades de relacionar el hábitat urbano con la naturaleza y las ventajas urbanas de estos territorios.

Los Patos

En pleno campus de la Universidad de Concepción se encuentra esta singular laguna, visitada por estudiantes y turistas, considerada parte importante de la identidad penquista. Cabe recordar que anteriormente el lugar donde se emplaza dicha casa de estudios era un humedal, y precisamente en el lugar en que se emplaza la laguna se concentró el agua; con el tiempo se hizo un sistema de drenaje y vertientes naturales, pero igual recibe alimentación artificial, sobre todo en verano cuando hay poca renovación de las napas, lo que representa una inversión importante.

Así, nos vamos dando cuenta que estamos insertos en una zona hídrica, además de mencionar que en la Provincia de Concepción se encuentran otros cuerpos de agua; como la presente al interior del recinto de Huachipato, igual en Talcahuano están Racamo y Redacamo, La Posada en Coronel, Price y Verde en Hualpén, Avendaño en Quillón, y tantas otras en la Región.


Autor: Jorge Reyes.
Fotos: José Luis Saavedra.