Apuntes del miércoles 23 de septiembre 2015

[09.31] Empezando la mañana con bastante sueño, y con las orejas enchufadas a Eric Satie, quien me ayuda a concentrarme. Me sorprende que en su época lo hayan considerado una especie de anticompositor. Bueno, el tiempo le dio crédito, como me lo dará a mí cuando se sepa que Chayanne, Shakira y Ricky Martin son devotos del coleflecha o, lo menos, anticristianos. Lo vengo diciendo hace tiempo pero a nadie le importa. ¡Buenos días a todos!

[09.59] Apuntes listos.

[11.01] Satie poco pudo hacer frente al hermoso caos que inventan mis hijas. Mejor asumo mi cuota de stress y lo apago, porque entre la tele los llantos y algunos gritillos de Eva Arcani hasta su piano satura.

[14.31] Retomando el trabajo, con un rico guiso de lentejitas ya dentro de mi guata. Una de las muchas cosas en las que salí beneficiado al casarme con ella fue, definitivamente, lo de la comida. Confieso que siempre tuve pololas que cocinaban bien, pero lo de esta diosa es superlativo.

[14.57] Definitivamente lo deleznable de trabajar en casa es que tu familia crea que estás siempre disponible para las tareas domésticas, aunque sea en plena jornada hábil. Me mosquea.

[20.38] Día productivo. Cerrando el boliche.