Apuntes del martes 6 de octubre 2015

[09.15] Empezando la mañana con normalidad. ¡Buenos días mundo!

[09.35] Hay cuatro etapas en la evolución de la madurez del hombre, que pueden medirse mediante el uso del encendedor: 1) Cuando se es demasiado joven para fumar; 2) Cuando se fuma; 3) Cuando se deja de fumar; 4) Cuando no se tiene el hábito, pero si hay ganas de un rico cigarrillo, se las complace sin hacerse adicto.

[10.00] Apuntes de trabajo listos.

[10.06] A propósito de mis primos: Yo no entiendo eso de “eliminar de mis amigos” a los parientes a los que, sin que uno haya preguntado, les declaraste mil veces un amor grande y firme. ¿Se puede “eliminar” a alguien a quien se ama? Yo creo que es operativizar mucho la cosa, no estamos en la Alemania nazi: La gente no se elimina. Menos la que uno dice amar tanto. Las cosas se conversan, se discuten, hasta se pelean que es más noble, pero la gente (menos la familia) no se elimina. No seamos tontos.

[11.16] Mucho oigo decir a mis amigas que, en materia de hombres, “me aparecen puros pasteles” (y he conversado con muchas, que tengo más amigas que amigos). Mi conclusión es que si a una mujer le parece que todos los hombres que conoce lo son, la pastela es ella. Lo firmo.

[17.19] Seis horas después de mi último aviso de vida, puedo decir que me carga que los clientes me dejen plantado, y que no tengan el gesto mínimo de contestar una llamada o mensaje para que uno no pierda el tiempo yendo y viniendo como tontín. El tiempo es oro para todos -especialmente para los que trabajamos de forma independiente- y resulta molesto que, porque una persona se toma la libertad de disponer del suyo uno pierda el propio. Educación señores, es más que un grado académico.

[18.18] Corren buenos tiempos para ser ñoño, mapuche y gay.

[19.13] Oyendo a Teresa Hales en la radio me pregunto, ¿todos los actores tienen que ser haber sido garzones alguna vez? ¿No pueden ser carteros, taxistas o radiocontroladores?

[19.30] Se cierra el boliche. ¡Coca-Cola!